Desconocidos atacaron retén de Carabineros y quemaron tres casas en Quidico

Desconocidos protagonizaron anoche un nuevo ataque armado en la comuna de Tirúa, en la Región del Biobío, donde un retén de Carabineros fue atacado con arsenal de guerra y otras tres viviendas fueron quemadas en el sector de Quidico.

El hecho se produjo pasadas las 20:30 horas, cuando un grupo, que aún no ha sido identificado ni ha reivindicado el ataque, disparó contra la unidad policial en la que sólo se encontraban cuatro funcionarios.

Además, se presume que parte del grupo que participó en los hechos instalaron barricadas en más de un punto de la ruta P-72S, que une Cañete con Tirúa, para impedir la llegada de refuerzos policiales a Quidico.

Al mismo tiempo, otro grupo se desplazó a bordo de una camioneta y prendió fuego a tres casas, hecho que fue alertado por vecinos a través de redes sociales, al igual que las potentes ráfagas de disparos oídas durante el ataque al retén.

El presidente del Comité de Seguridad Ciudadana de Quidico, Fernando Fuentealba, aseguró que la caleta pesquera “nuevamente sufrió una noche de terrorismo puro y duro”.

Además, advirtió que ya van 56 casas quemadas de manera intencional en el área urbana de dicha localidad.

¿Vínculo de Quidico y Traiguén?

A raíz de los hechos, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, calificó los hechos de violencia registrados como “de la mayor gravedad”.

“Estas personas, claramente, lo que pretenden es causar temor en la población de Tirúa, de Quidico, de poder llevar adelante una vida tranquila. Creen que, a través de la violencia, pueden solucionar sus problemas”, aseguró el subsecretario.

Respecto del ataque armado al retén de Quidico, Galli dijo que “esa presencia de armas de fuego yo la vinculo con la incautación que se le hizo de armas de fuego y municiones de alto calibre a un funcionario judicial en la comuna de Traiguén”.

“Lo segundo con que lo vinculo es, naturalmente, con lo que ocurrió antenoche en la comuna de Victoria”, concluyó.