William y Harry recuerdan al duque de Edimburgo: “Era un hombre extraordinario y de honor”

Los duques de Cambridge y Sussex, William y Harry, rindieron tributo al duque de Edimburgo, su abuelo el príncipe Felipe, al que calificaron como un hombre “extraordinario y de honor”.

A través de la cuenta oficial del duque y la duquesa de Cambridge, William señaló que “echará de menos” al príncipe consorte de la reina Isabel II, quien falleció el viernes a los 99 años.

“El centenario de vida de mi abuelo se definió por el servicio: a su país, a la Commonwealth, a su mujer y reina y a nuestra familia”, escribió William, y agregó que se siente “afortunado” de haber tenido su “ejemplo” para guiarse y su presencia “hasta bien entrada” su vida adulta.

Por su parte, Harry, duque de Sussex, en un comunicado publicado en su Fundación Archewell, aseguró que Felipe de Edimburgo “fue auténtico” y destacó su “agudo ingenio” y que “podía mantener la atención de cualquier sala debido a su encanto”. “También porque nunca se sabía lo que podría decir a continuación”, añadió.

“Mi abuelo era un maestro de la barbacoa, una leyenda en las bromas y descarado hasta el final”, afirmó Harry, antes de agradecer a Felipe de Edimburgo su “servicio, su dedicación para con la reina y por siempre ser él mismo”.

Junto a ello, los miembros de la Cámara de los Comunes de Reino Unido brindó un minuto de silencio en recuerdo del duque de Edimburgo. El primer ministro, Boris Johnson, destacó que Felipe “influyó en las vidas de millones”.

“Por su servicio incansable y generoso para la reina, la Commonwealth, las Fuerzas Armadas, el medio ambiente, millones de personas jóvenes y no tan jóvenes alrededor del mundo y por otras causas incontables, nos dio un modelo de altruismo y de anteponer a lo demás a nosotros mismos”, aseguró Johnson, según consignó la BBC.

El funeral del duque de Edimburgo, que será televisado, tendrá lugar el sábado en la Capilla de St. George, ubicada en el castillo de Windsor. Se espera que acudan sus hijos y sus nietos, incluido el príncipe Harry.