Jefe de policía declaró contra oficial imputado por muerte de George Floyd

En medio del juicio por el asesinato de George Floyd, el jefe de policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, testificó que retener del cuello, como lo hizo el ex policía y principal imputado, Derek Chauvin, es una violación a la política de la institución.

“Ese tipo de detención no es parte de nuestra política ni de nuestro entrenamiento, y ciertamente no es parte de nuestra ética o valores”, declaró Arradondo, quien lleva tres años dirigiendo la policía en esa ciudad, según consigna The New York Times.

Arrodillarse sobre el cuello del ciudadano “podría ser razonable en los primeros segundos para controlarlo, pero no una vez que dejó de resistir”, agregó el jefe de la policía de Minneapolis.

En junio, Medaria Arradondo ya había presentado una acusación contra Chauvin y sus colegas. “La trágica muerte de George Floyd no se debió a un problema de entrenamiento. Los oficiales sabían lo que estaba pasando, uno de ellos lo causó intencionalmente, los otros fallaron en la prevención, fue un asesinato”, denunció en sus redes sociales.

Por otra parte, Bradford Langenfeld, médico de la sala de emergencias que verificó la muerte de George Floyd, dijo en el juicio contra Derek Chauvin que en ese momento manejó la hipótesis de que el corazón de la víctima dejó de latir debido a falta de oxígeno.

Al ser interrogado por el fiscal, Langenfeld relató que con base en la información que tenía en ese momento, “la muerte por asfixia era más probable que las otras posibilidades que se manejaban en ese momento”.

Derek Chauvin, de 45 años, está acusado del asesinato de George Floyd el 25 de mayo del año pasado. El ex oficial está acusado de presionar con su rodilla el cuello de Floyd por 9 minutos y 29 segundos.