Gobierno descartó suspender el fútbol pese a aumento de casos de COVID-19

El Ministerio de Salud (Minsal) descartó durante este lunes que el fútbol chileno se suspenderá a pesar del alza generalizada de casos de COVID-19.

El Gobierno abordó el tema luego que se conociera de la muerte del utilero de Everton de Viña del Mar, Alejandro Valdés, quien sufrió diversas complicaciones de salud tras un contagio con coronavirus.

A esto se sumó lo ocurrido con Curicó Unido, equipo que sufrió un brote que afectó a gran parte de su plantel y que lo obligó a presentarse con 11 jugadores y sin suplentes durante el encuentro del domingo pasado ante Deportes La Serena.

La subsecretaria de Salud, Paula Daza, señaló que se está siguiendo el cumplimiento de las medidas sanitarias por parte de los equipos, destacando el testeo constante que se realiza en los jugadores e integrantes del cuerpo técnico.

“Hoy día el fútbol tiene un protocolo muy estricto donde los jugadores se hacen al menos dos PCR semanalmente. También se trasladan en buses individuales, o sea cerrados para ellos, y lo tercero es que los seremis de Salud también están tomando, cuando hay traslados, antígenos en forma aleatoria en caso que sea necesario, la mayoría de ellos al llegar a un lugar de destino, se realiza un antígeno”, afirmó la autoridad.

Daza explicó que en el caso de los curicanos “después del traslado, a pesar de venir con PCR negativo, se realizó antígeno y se detectaron casos positivos e inmediatamente se aisló y puso en cuarentena a todas las personas que eran contactos estrechos”.

“Estas actividades siguen siendo fiscalizadas, monitorizadas y, obviamente en caso necesario, colocar sumarios sanitarios”, añadió la subsecretaria, quien descartó pedir la suspensión del fútbol chileno por los casos de COVID-19.