Informe ICOVID: situación hospitalaria se mantiene a niveles críticos en la previa del fin de semana largo

Este jueves se entregó un nuevo informe ICOVID sobre la pandemia del coronavirus en Chile, el que alertó por la situación crítica que se vive en los hospitales del país en la previa del fin de semana largo.

La iniciativa, liderada por la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, recogió información obtenida hasta el sábado 27 de marzo de 2021, proporcionada a través de un convenio con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia.

Según el documento, la carga de la semana descrita es la más alta registrada en lo que va de la pandemia, llegando a un estimado de 35,5 casos por 100 mil habitantes a nivel nacional (alza de 11% respecto a la semana anterior), con un aumento sostenido y sin signos de desaceleración. Durante las últimas cuatro semanas el crecimiento de nuevos casos a nivel nacional asciende a 43,7%.

“El indicador de carga sigue en rojo, sobre 10 casos por 100 mil habitantes en todas las regiones. Es más, en todas las regiones está por sobre 20, concentrándose los valores más altos en la zona sur del país”, se detalló en el informe.

En la última semana se observó un crecimiento estadísticamente significativo en las regiones de Valparaíso (28%), La Araucanía (27%), Metropolitana (21%) y Maule (15%). Al analizar los datos de las últimas cuatro semanas, estas mismas localidades concentraron el mayor crecimiento en la carga promedio (Valparaíso 91%, Metropolitana 82%, Maule 60% y La Araucanía 51%). Asimismo, se destacó que las regiones de Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins, Maule, Biobío y La Araucanía “han presentado en esta última semana sus niveles más altos de carga de todo el período de pandemia”.

Ana María Moraga, epidemióloga y jefa de la carrera de Medicina de la Universidad de Concepción, advirtió que la carga nacional observada en esta última semana “es la más alta registrada en lo que va de la pandemia” e hizo un llamado a “disminuir al máximo posible la movilidad poblacional, disminuir el riesgo de accidentes y cuidar el control de los enfermos crónicos a nivel individual, familiar y comunitario, el sistema hospitalario no está en condiciones de mantener el aumento en la ocupación de camas covid y no covid”. 

La ocupación hospitalaria y las edades de los enfermos

En cuanto a la situación hospitalaria, el reporte ICOVID previo al fin de semana largo alertó que a nivel nacional se mantuvo una muy alta ocupación de camas UCI, llegando al 95%, con una variación regional entre 58,6% en Aysén y 98% en La Araucanía. “Este indicador ha permanecido en color rojo (lo que significa una ocupación mayor al 85%) a nivel nacional durante todo 2021, sobrepasando el umbral de 90% desde la segunda semana de enero”, explicaron los investigador. En lo local, el reporte señala que hay 11 regiones con ocupaciones mayores a 90%, y de ellas seis sobre 95%: Tarapacá, Coquimbo, Valparaíso, Región Metropolitana, Biobío y La Araucanía.

La ocupación hospitalaria por pacientes críticos con COVID-19 alcanza 68% a nivel nacional, lo que representa un aumento de 4,5% respecto de la semana anterior. A nivel regional, Tarapacá y Coquimbo presentan los niveles más altos, con 90,5 y 82,4%, respectivamente.

Mientras, la tasa de variación semanal en hospitalizaciones COVID-19, indicador que mide la tendencia en la demanda hospitalaria por pacientes COVID-19, muestra un aumento sostenido que la sitúa desde el 20 de marzo en niveles por sobre 10%, llegando a 14% el 29 de marzo. “Este aumento semanal sostenido en hospitalizaciones atribuidas al COVID-19, como consecuencia del aumento de casos, es un mal antecedente que probablemente tenga un impacto negativo en la ocupación de las camas UCI en las próximas semanas”, se señaló en el reporte.

Adicionalmente, el documento incluyó por primera vez un indicador de hospitalizaciones diarias promedio de pacientes COVID-19 en camas UCI diferenciadas por edades, que se dividieron en tres grupos: menores de 50 años; personas entre 50 y 69 años; y mayores de 70 años. En la semana analizada se reportan 556, 1299 y 425 pacientes en cada grupo respectivamente.

“Llama la atención que si comparamos estos números con los de la semana precedente, e incluso con los días que contamos con datos en la semana actual (28 a 30 de marzo), se ve el comienzo de una baja en la cantidad de camas UCI utilizadas por personas de 70 años y más”, manifestaron los expertos.