Británicos enfrentan millonarias multas si salen del país por vacaciones

Sólo están permitidos los viajes esenciales, ya sean por trabajo, salud, estudios, mudanzas, funerales o casamientos.

Los británicos enfrentarán desde el lunes 29 de marzo multas de 6.893 dólares (unos $5 millones) si viajan al extranjero por razones de ocio o vacaciones bajo las nuevas reglas de la cuarentena que rige en Inglaterra.

Así lo indicó el ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, ante la posibilidad de que una nueva ola de contagios llegue al país.

Actualmente, sólo están permitidos los viajes esenciales, ya sean por motivos de trabajo, salud, estudios, mudanzas, funerales o casamientos, entre algunas otras condiciones que estarán legalmente justificadas.

La hoja de ruta detallada por el Gobierno de Boris Johnson para proceder con la desescalada contemplaba permitir los viajes no esenciales a partir del 17 de mayo. Sin embargo, según un borrador de ley que consignan medios locales, salir del país sin una “excusa razonable”, será ilegal hasta el 30 de junio.

Junto a ello, las personas que viajen desde Inglaterra a otra parte del Reino Unido con el objetivo de abandonar el país o se dirijan a un aeropuerto con ese objeto también serán multadas.

El ministro Hancock declaró al canal Sky News que el grupo de trabajo gubernamental sobre viajes revisará las disposiciones relativas a los desplazamientos al extranjero e informará de ello el próximo 12 de abril.

“Todavía es demasiado pronto” para saber cuál será la decisión final sobre las vacaciones en el extranjero a causa del repunte detectado en las infecciones por toda Europa.

“La razón es que estamos viendo cómo aumenta esta tercera ola en algunas partes de Europa y estamos viendo nuevas variantes”, explicó Hancock.