Hombre que simuló atropello tras culto: “Me pegó y quedé con lesiones”

César Lagos es el hombre que simuló ser atropellado por un vehículo del Ejército tras un culto religioso en Los Ángeles y que se volvió viral en redes sociales.

El conductor de 44 años entregó su versión de los hechos en LUN, dejando en claro que efectivamente fue embestido por la camioneta militar, junto con detallar que en el culto realizado en su casa no había más de 10 personas, ya que era una actividad familiar.

“A las 22 horas llegó personal de la seremi de Salud con militares. Querían entrar a mi casa, pero no los dejé porque no tenían una orden. Luego salí a guardar mi auto y comenzaron los problemas”, declaró.

Lagos indicó que el jefe de la patrulla militar “me trató e manera inadecuada” y acusó prepotencia de su parte, por lo que “los ánimos comenzaron a calentarse. Yo vi a las niñas de mis parientes llorando y les pedí que se fuera en su auto (el vehículo blanco), pero el militar se interpuso. Yo retrocedí para que el auto fuera para atrás y en ese momento sentí un golpe de la camioneta”.

Respecto a ese hecho, el individuo aseguró que el golpe que recibió por parte del vehículo fue real y “quedé con lesiones”, agregando que se arrastró debajo de él “para que la camioneta parara y no siguiera el auto blanco”.

Junto con ello, sostuvo que se enfrentó a golpes con el militar porque “tenía a mi yerno. Entre ambos forcejeamos y bueno, él se cayó. Pero yo no le pegué en el suelo, que Dios me tire un rayo si le pegué”.

Tras esto, César Lagos se mostró arrepentido con su actuar, apuntando que “les pido perdón a todos los que se sientan perjudicados, partiendo por el militar. Soy un hombre bueno, honrado, caritativo y buen padre”.

Lagos y su yerno fueron detenidos y llevados a control de detención, siendo formalizados por lesiones graves y poner en riesgo la salud pública, quedando con arraigo nacional.