Ministro Larraín insta a no llamar a Carabineros a hogares del Sename hasta actualizar protocolo

Hernán Larraín, ministro de Justicia, instó al Servicio Nacional de Menores (Sename) a no llamar a Carabineros en caso de que se presenten episodios de “descompensación” de adolescentes, tras el episodio ocurrido en un hogar de Providencia.

Larraín indicó en el Senado que la residencia ubicada en calle Carlos Antúnez llamó al SAMU y a Carabineros, pero que el organismo de emergencia nunca se hizo presente.

En su comparecencia, dada a conocer por T13, el titular de Justicia detalló que “respecto de la participación de Carabineros, yo he hablado con la directora del Sename y le he pedido que, no obstante que el protocolo dice que cuando hayan episodios de esta naturaleza se llame al SAMU y a Carabineros, mientras no tengamos claro la forma cómo tiene que actuar Carabineros, no sean convocados a la residencia del Sename que presenten este tipo de dificultades”.

“Porque puede que Carabineros actúe de la mejor manera posible, de la manera más razonable y prudente, y, sin embargo, su presencia a veces es lo que genera reacciones impropias, o en un momento de descompensación de niños, indebida, y genera por lo tanto episodios que no terminan bien, como éste, que aparentemente ocurrió en ese proceso”, argumentó.

Junto con ello, cuestionó el accionar del SAMU, ya que según los protocolos del Sename, se debe llamar al servicio en caso de que un menor presente lesiones en una residencia, pero no se hicieron presentes.

“El protocolo consiste en llamar al SAMU y a Carabineros. Al rato llega Carabineros, el SAMU lamentable e inexplicablemente nunca apareció, y hasta el día de hoy no tenemos una explicación al respecto”, sostuvo el ministro Larraín.

Ante estas acusaciones, el SAMU Metropolitano emitió un comunicado donde explicaron que, si bien fueron contactados para hacerse presente en la residencia del Sename, no se produjo el llamado de confirmación.

“El 22 de marzo a las 18.52 horas ingresó una llamada a nuestro centro regulador, en la que la funcionaria de la sede del Sename ubicado en calle Carlos Antúnez, indicaba que un niño estaba arriba de un techo, lanzando piedras y temían que se cayera, sin que existiera riesgo desde el punto de vista clínico, porque no presentaba lesiones ni riesgo vital”, expresó el organismo.

El SAMU explicó que “nuestra operadora indica que sin perjuicio de que llamaríamos a Carabineros para solicitar su apoyo, ellos debían hacerlo directamente. Una vez que Carabineros llegara al lugar, debían reiterar el llamado al Samu y despachar la ambulancia. Lo anterior, de acuerdo al protocolo de acción que existe entre las instituciones de emergencia y el Sename. Sin embargo, este último llamado nunca se realizó”.