AstraZeneca se defiende de cuestionamientos de Estados Unidos por ensayo clínico

La farmacéutica británica AstraZeneca se defendió de los cuestionamientos de un comité independiente de expertos de Estados Unidos, que afirmó que la empresa presentó datos “desactualizados” en los resultados de sus ensayos de la vacuna contra el COVID-19 en el país.

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, por su sigla en inglés) emitió una declaración en donde mostró su “preocupación” ante la inclusión de estos antecedentes, que “pueden haber proporcionado una vista incompleta de los datos de eficacia”.

“Instamos a la empresa a trabajar con el DSMB (Data and Safety Monitoring Board) para revisar los datos de eficacia y garantizar que los más precisos y actualizados se hagan públicos lo antes posible”, señaló la entidad.

Frente a esto, la compañía emitió un comunicado donde afirmó que “las cifras publicadas ayer (martes) se basaron en un análisis intermedio predefinido con un corte de datos al 17 de febrero”.

“Hemos revisado la evaluación preliminar del análisis primario y los resultados fueron consistentes con el análisis intermedio. Ahora estamos completando la validación del análisis estadístico”, añadió.

AstraZeneca agregó que “nos comunicaremos de inmediato” con el DSMB de Estados Unidos para compartir los análisis, los que serán dados a conocer dentro de las próximas 48 horas.

La firma señaló que su vacuna contra el coronavirus fue un 79% eficaz contra los casos sintomáticos de COVID-19, y 100% eficaz contra los casos graves o críticos. Los resultados de los estudios de fase 3 también mostraron una efectividad de un 80% para los mayores de 65 años.