Contribuyentes de alto patrimonio en la mira del Servicio de Impuestos Internos

Tras iniciar el Plan de Gestión de Cumplimiento Tributario (PGCT) que busca captar brechas e incumplimientos de los contribuyentes que reinvirtieron sus utilidades registradas en el Fondo de Utilidades Reinvertidas (FUR), el Servicio de Impuestos Internos (SII) informó que al menos 5.700 casos presentaron “inconsistencias”.

A esta cifra se incorporan las personas naturales (socios o accionistas) que pudiesen haber incumplido con la declaración y pago de los retiros en sus impuestos finales.

El FUR surgió como mecanismo para estimular el aumento de recursos disponibles para la formación de capital en las empresas, a través de la postergación de los impuestos finales, aun cuando existiera un efectivo retiro de utilidades desde la entidad. Sin embargo, al momento de la enajenación, la empresa receptora de los fondos debía tributar por los impuestos correspondientes, lo que no ocurre en todos los casos.

La subdirectora de Fiscalización del SII, Carolina Saravia, explicó que el catastro realizado permite captar las posibles brechas de cumplimientos por parte de los contribuyentes que registraron utilidades en el FUR.

Saravia precisó que quienes incurran en este tipo de conductas afectan “la recaudación tributaria” y con ello “los recursos necesarios para la implementación de diversas políticas públicas que se requieren hoy más que nunca”.

En relación a las eventuales sanciones que deberán enfrentar los 5.700 posibles infractores, desde el SII indicaron que “se ha dispuesto desde la entrega de orientación y asistencia, hasta la aplicación de un mayor control para quienes deciden no cumplir”.

Aproximadamente, un 20% de los 5.700 pertenecen al segmento de Altos Patrimonios.

Los rubros donde se concentran las irregularidades son las actividades financieras y de seguros (21%), actividades profesionales, científicas y técnicas (15%), actividades inmobiliarias (9%) y el de reparación de vehículos automotores y motos (9%).