Iglesia expulsó de estado clerical a sacerdote acusado de violación

El Arzobispado de Concepción confirmó la sentencia en primera instancia del Tribunal Canónico en contra del sacerdote Hernán Enríquez Rosas, y decretó su expulsión del estado clerical tras ser acusado de violación.

Por normas del derecho canónico, el presbítero podrá apelar ante la Congregación de la Doctrina de la Fe en un plazo de 30 días.

El tribunal notificó al Promotor de Justicia, quien recopiló los testimonios de la presunta víctima y sus familiares, y al sacerdote de la sentencia. Además, le informó respecto a su derecho de apelación.

“Los antecedentes de esta causa fueron entregados oportunamente a la justicia civil”, señalaron a través de un comunicado, agregando en el escrito el “compromiso de nuestra Iglesia de Concepción de buscar siempre la verdad y la justicia”.

Acusación contra el sacerdote

Los hechos denunciados habrían ocurrido en el año 2002, época en que la víctima, de 14 años, ingresó al seminario menor de Concepción. Sin embargo, al día siguiente, pidió a sus padres que lo fueran a retirar.

El afectado guardó silencio durante años y recién el 2009 contó a su familia lo ocurrido durante su estadía en el lugar.

Finalmente, en 2018, su padre denunció el abuso sexual en contra de su hijo.

Al año siguiente, la Corte de Apelaciones de Concepción decretó el sobreseimiento temporal del caso, al considerar los argumentos de la defensa del sacerdote respecto a que no existían presunciones que pudiesen establecer algún tipo de hecho punible y responsabilidad penal.

Además, señalaron que habiendo transcurrido más de 10 años, no hay relato de los hechos.