Ruper Grint recordó su paso por la saga de Harry Potter: “Hubo etapas incómodas”

Rupert Grint alcanzó la fama gracias a su interpretación de Ron Weasley en la saga de Harry Potter. A diez años del estreno de la octava y última cinta, en conversación con Dax Shepard en su podcast Armchair Expert, el actor aseveró que ser parte de este proyecto fue “sofocante”.

“Hubo un momento en que se sintió bastante sofocante porque era duro ir (a grabar), porque era lo mismo cada día por 10 años”, dijo el actor y explicó que esto era porque “nunca terminaba, cada año volvíamos. Era como el Día de la Marmota porque era la misma escenografía. A veces definitivamente sentía que quería hacer algo más, ver qué más había allá afuera”.

Rupert Grint también se refirió al look que lució en la cuarta película de Harry Potter, El Cáliz de Fuego, donde lució una larga cabellera. “Sin duda, hubo algunas etapas incómodas. Mi pelo en la cuarta película es uno de mis mayores arrepentimientos. Llegaba al hombro. Creo que todos tuvieron una fase en que llevaban el cabello muy largo”, aseguró.

A pesar de esto, el artista, que actualmente trabaja en la serie Servant, reconoció que pese a los momentos estresantes, no todo fue tan malo. “Fue una gran experiencia. Había una linda atmósfera familiar. Siempre era el mismo equipo con el cual crecimos, era un buen lugar en el que estar”, cerró.