Putaendo: embarazada deberá cumplir reclusión nocturna por no ser vocal en primarias

Una mujer embarazada de Putaendo denunció que fue multada y deberá cumplir con reclusión nocturna por no ser vocal de mesa en las elecciones primarias de noviembre pasado.

Karina Aguilar, de 36 años, explicó a T13 que tras enterarse que debía ser vocal, envió correos electrónicos a la Junta Electoral y el Servicio Electoral (Servel) para excusarse, aduciendo su condición de embarazada, pero sin recibir respuesta.

Y es que la mujer pertenecía a los grupos de riesgo que podían excusarse, según indicó el Servel en su momento, ya que enfrenta un embarazo de alto riesgo, pero debía hacerlo saber en su citación con el Juzgado de Policía Local.

Aguilar, quien tiene siete meses de embarazo, debía ir a presentar sus excusas, pero llegó tarde por tener un control médico en San Felipe relacionado con su gravidez.

“Estoy siendo afectada por la mala aplicación del derecho. Yo me presenté el 22 de febrero en el Juzgado de Policía Local de Putaendo. Llegué atrasada porque justo ese día tenía control de embarazo de alto riesgo en San Felipe y no pude llegar a la hora. Cuando llegué el juez no pudo leer mi correo y me dijo que tenía cinco días para hacer una reconsideración presencial”, indicó.

Esto, mientras fue sentenciada a pagar dos Unidades Tributarias Mensuales (UTM), casi 102 mil pesos, pero con la chance de apelar.

La mujer detalló que “ese mismo día, en la noche, le hago llegar en formato PDF mi reconsideración, en la que ruego que se considere la anulación de la multa cursada y le entrego todos los antecedentes médicos por escrito que yo estaba embarazada, lo que me eximía de ser vocal”.

Sin embargo, la Justicia le ordenó pagar una multa de 25 mil pesos, pero Karina Aguilar se rehusó a pagarlo, recalcando que “no corresponde porque yo estaba eximida. Había un acuerdo nacional de que las embarazadas estaban justificadas”.

De esta manera, se dictó orden de detención en su contra y deberá cumplir dos noches de reclusión nocturna.