Justicia de Bolivia ordena la detención de la ex presidenta Jeanine Áñez por terrorismo y sedición

Jeanine Áñez Chávez, ex presidenta interina de Bolivia, denunció este viernes, que el partido Movimiento al Socialismo (MAS) emitió una orden de captura internacional en su contra en el marco de la investigación por un supuesto golpe de Estado registrado en 2019.

La medida también afecta a quienes fueron parte de su gabinete: Arturo Murillo, ministro de Gobierno; Álvaro Coimbra, ministro de Justicia; Yerko Núñez, ministro de Obras Públicas y Vivienda; Luis Fernando López, ministro de Defensa y Rodrigo Guzmán, ministro de Energía de Bolivia.

“La persecución política ha comenzado. El MAS (Movimiento al Socialismo, partido gobernante) ha decidido volver a los estilos de la dictadura. Una pena porque Bolivia no necesita dictadores, necesita libertad y soluciones”, escribió la ex mandataria en su cuenta de Twitter.

Según detalló el diario local La Razón, de acuerdo a la imputación fiscal, existen los suficientes elementos de convicción respecto a la probable participación de los sindicados en los delitos de terrorismo, sedición y conspiración.

Asimismo, la orden de aprehensión establece el riesgo procesal de fuga debido a que los sindicados cuentan con un flujo migratorio activo, tal cual establece el certificado migratorio. “Extremo que acredita la facilidad que tienen de abandonar el país, lo que hace concurrente este riesgo procesal”, indica el documento.

Previo a la publicación sobre la orden de detención, Jeanine Áñez insistió en que no hubo golpe de Estado, sino que se trató de una “sucesión constitucional debido a un fraude electoral”.

Álvaro  Coimbra, uno de los acusados, publicó en sus redes sociales que ya fue detenido Rodrigo Guzmán, en la localidad de Beni, en el centro-norte del país, y será trasladado a La Paz.